¿Eres dama de honor? Aquí, cuál es tu papel en la boda

2:45 p. m.


Una amiga cercana, tu hermana, tu ex compañera de colegio o alguna parienta te pidió que fueras su dama de honor. ¡Qué emoción! Pero, ¿sabes qué es exactamente lo que este nombramiento implica? Por supuesto que significa que asistirás a cenas, fiestas y demás eventos con ella; pero esta es sólo una pequeñísima parte de tus responsabilidades.

Entérate de lo que debes hacer para ser una dama de honor en toda la extensión de la palabra.


Ayudar a la novia a elegir su vestido

Lo más importante es que deberás ser honesta con ella y le dirás si un diseño, de plano, no la favorece. La sinceridad es vital en este punto, ya que de ello depende que la novia se vea genial o un desastre el gran día, y es tu responsabilidad, como dama de honor ayudar que la novia elija el mejor vestido y aconsejarle a decidir si le queda genial o definitivamente debe ir por otro modelo. El “buen ojo” a la hora de la decisión dependerá de tu opinión en conjunto con la novia.


Buscar ideas para su enlace

En este sentido, las revistas de novias e Internet serán tus grandes aliados. Haz una carpeta donde pongas todas las ideas que vayan con el estilo de su boda: desde centros de mesa y mesas de dulces hasta proyectos DIY y listas de reproducción para su boda. ¡Te lo agradecerá infinitamente!


Brindar apoyo emocional

Este es quizá uno de los papeles más importantes de una dama de honor. Es un hecho que las futuras novias atravesarán por una montaña rusa de emociones durante la planificación de su boda… Tu rol será estar con ella en todo momento y asegurarle que todo estará bien.


Organizar la despedida de soltera

Será tu deber, y el de todas las damas, organizar una despedida de soltera única e inolvidable. Te toca hacer las invitaciones para la despedida de soltera, contactar a las mejores amigas y parientes mujeres que tengan mucha afinidad y cercanía con la novia, elegir el lugar donde será la fiesta y ver que no se pase ningún detalle para que esa despedida sea inolvidable, recuerda que será la última “salida” de la novia en plan “libre”.


Acompañar a la novia durante el arreglo

Una dama de honor nunca deberá llegar a la boda como un invitado más. Deberá estar con la novia desde temprano, acompañándola y estando al pendiente de lo que se necesite. Acompañarla desde el proceso del maquillaje, peinado, ayudar a vestirla y luego correr a la iglesia a ver que todo esté bien y dispuesto para la ceremonia.


Estar con la novia durante toda la boda

Olvídate de pasarte la boda entera sentada con cara de aburrimiento. ¡Eres la dama de honor!, y debes estar pendiente de ayudar a la novia a retocar su maquillaje, acompañarla a la sala de novios para acomodar el vestido o ayudarla a quitarse los tacones y ponerle una cómodas ballerinas para que la noche de baile no se transforme en un tormento. Una vez que se inaugure la pista de baile, tu función principal será amenizar el enlace, y eso implica bailar sin parar hasta que se termine la fiesta. ¡Y nada de irte temprano a casa!



Ser una de las damas de honor es, como dice la palabra “un honor”, pero ten en cuenta que también es una gran responsabilidad. Considera la opción de distribuir, con las otras damas, las labores y así todas disfrutan por igual. Creo que ser designada dama de honor es uno de los trabajos más emocionantes y hermosos en una boda ¿Qué crees?



Licencia Creative Commons
¿Eres dama de honor? Aquí, cuál es tu papel en la boda por ELISA GOLOTT se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

You Might Also Like

0 comentarios

Perlas y Encajes por Elisa Golott. Con la tecnología de Blogger.

Subscribe